151127142300-sergio_azagra_nuevos_proyectos

Sergio Azagra.

Cocinero

Cocinero experto en micología.

La fulgurante carrera de Sergio Azagra se inició cuando apenas era un chaval y empezó a trabajar a las órdenes de su tío en el Bigarren de Huesca. Allí permaneció tres años. Hizo de todo y por encima de cualquier otra cosa adquirió una base de conocimientos  que lleva desde entonces en su alforja. Tres años más tarde abrió las alas, trabajó en El Molinero y en La Albahaca Oscense, siempre en Huesca, hasta que vio la oportunidad de viajar a Donosti para entrar en la cocina de Arzak y no lo dudó. Permaneció dos años en el restaurante del Alto de Miracruz, observando, aprendiendo, empapándose de las formas de trabajo, la sabiduría y la creatividad de Juan Mari, Elena y su equipo. Después de aquello ya nada volvió a ser igual.

Finalizada su etapa en San Sebastián, el joven cocinero marchó a Zaragoza para hacerse cargo de los fogones de El Cachirulo. Un nuevo paso en una carrera siempre ascendente que le haría recalar poco después, de vuelta a casa, en Huesca, en la dirección de Flor de Barbastro, el último escalón previo a su independencia.

Demasiado inquieto, en cualquier caso, para mantener su idea de la cocina encadenada a un único adjetivo, Azagra ha iniciado una nueva etapa, complementaria a su labor editorial y a los muchos cursos y charlas gastronómicas que imparte, inaugurando en su ciudad un espacio gastronómico multidimensional, Gastrológica, G + L: un bar de tapas creativas, un restaurante de cocina avanzada, un lugar para la reflexión y el conocimiento culinarios.

Sergio Azagra posee un currículo plagado de premios y reconocimientos a su tarea, diseña menaje de hostelería para la firma Liplax y se ha consolidado como uno de los grandes de la cocina aragonesa sin haber rebasado todavía la mitad de la treintena. Es un gran cocinero, pero también uno de los pocos que saben comunicar su trabajo de forma tal que el placer de escucharle hablar de sus elaboraciones o leerle iguala al placer de probar sus platos. Es, no cabe duda, un cocinero para el siglo XXI.

Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar